Como establecimiento de flores a domicilio en Madrid sabemos que muchas veces nos regalan ramos que nos gustaría conservar para siempre. Somos conscientes de que la madre naturaleza no lo permite, pero lo que sí podemos darte son algunos consejos para secarlos. Sigue leyendo si quieres conocerlos.


Existen varias técnicas para secar las flores. Empezamos por la técnica del racimo, la más habitual. Consiste en coger la flor o ramo y colgarlo boca abajo atado con un hilo o cordón. Las colocaremos en un sitio oscuro y cuando se sequen les echaremos laca para el pelo. Los ramos de Flores Madrid quedarán perfectos con esta técnica y podrás disfrutar de ellos por más tiempo. Otra técnica es la del secado horizontal. Colocamos las flores sobre una caja, una cesta o unas hojas de papel de periódico moviéndolas de vez en cuando para que se aireen. Es una técnica ideal para secar musgos y líquenes. Como suelen estar muy húmedos, los primeros días hay que cambiar con frecuencia el papel.


Otra técnica más moderna aunque quizá algo arriesgada es el secado en el microondas. Con las flores totalmente limpias y secas, las pondremos a la temperatura máxima durante unos 30 o 40 segundos. Si no tienes microondas, puedes meterlas 10 minutos al horno a temperatura media. Después les puedes echar un poco de laca para que duren más tiempo. Las margaritas, hortensias y capullos de rosa sin abrir que encontrarás en nuestro establecimiento de flores a domicilio de Madrid son las mejores flores para usar este método.