Ya se va acercando la Navidad y en el reparto de flores a domicilio en Madrid, poco a poco van a ir ganando protagonismo las poinsetias. En unas semanas, será difícil encontrar una sola casa en la que no haya al menos una pequeña maceta con una flor de pascua. ¿Sabías que las flores de pascua pueden durarte hasta más allá de Navidad? Sí, incluso pueden llegarte hasta el año próximo. Vamos a explicarte cómo.

Lo que empieza siendo una pequeña maceta que te entrega nuestro repartidor de flores a domicilio en Madrid puede llegar a convertirse en un gran arbusto que puede alcanzar los 5 metros de altura. Eso sí, una vez que la hayas trasplantado. Mientras tanto debes cuidar de que no sufra cambios bruscos de temperatura, tanto daño le hacen las heladas como las calefacciones demasiado altas.

No debes regarla demasiado, con dos o tres veces por semana, dependiendo de la evaporación por el calor de la habitación puede ser suficiente. Pero tan importante, o más que el agua en la maceta es la humedad ambiental, si las hojas comienzan a caerse es que el ambiente está demasiado reseco. Puedes colocar un pequeño cacharro con agua junto al radiador para aumentar la humedad.

La poinsetia, como la mayoría de las plantas de interior necesitan mucha luz natural, aunque eso no significa que deba darle el sol directamente, es más, no debería darle el sol. Ojo, a medida que se esté acercando la época de floración, es conveniente aumentar los periodos de oscuridad para que el contraste sea mayor.

En cualquier caso, si no conseguiste que sobrevivieran las flores de pascua del año pasado, en Flores Madrid ya tenemos poinsetias para estas Navidades.