Con nuestro servicio de flores a domicilio en Madrid son muchas las mamás, novias, novios y amigos que reciben a diario un ramo como forma de celebración o de animar a esa persona querida. La ilusión de abrir la puerta para recoger un ramo se repetirá en los días posteriores al verlo adornando nuestra casa en un jarrón. Por ello, y para que esta alegría dure más días, hoy te vamos a dar las claves para que esté más días fresco.

Lo primero que hay que hacer es elegir un jarrón adecuado. En este el ramo no debe quedar excesivamente aprisionado. Se añadirá agua para que los tallos puedan sumergirse en ella lo justo. En esta agua es recomendable incluir unas gotas de limón o vinagre para crear un medio ácido que evite la proliferación de hongos y bacterias. Además, también pueden añadir polvos especiales para nutrir el ramo y que esté más tiempo fresco.

Cuando el jarrón está listo, llega el momento de preparar el ramo recibido gracias a nuestro servicio de flores a domicilio en Madrid. Para ello se cortarán ligeramente los tallos para quitar la parte que pueda estar más dañada y permitir que el agua pueda ser absorbida. Esta operación se repetirá cuando se vea que el tallo en el agua comienza a pudrirse.

Una vez ya se haya situado el ramo en el jarrón hay que elegir el sitio adecuado. Deben evitarse los espacios muy cálidos, como al lado de un radiador, y los muy fríos. Además, nunca debe colocarse en un sitio donde el sol le dé de forma directa durante muchas horas.

Con estos sencillos consejos de Flores Madrid tu ramo estará fresco durante mucho más tiempo.