¿Te imaginas a una novia entrando a la iglesia sin su respectivo ramo de flores? Nosotros tampoco, este adorno se ha colado en todas las bodas, además, tenemos la suerte de que enviar flores a domicilio en Madrid centro nunca ha sido tan sencillo como en la actualidad.

Pero ¿sabes el origen de este atuendo floral? El ramo de las novias ha complementado siempre la feminidad de la mujer en ese momento especial, a la vez que simboliza el romanticismo y la alegría de uno de los días más felices en la vida de una persona. Pero enviar flores a domicilio en Madrid centro no ha sido siempre como ahora, al igual que los ramos no empezaron siendo tal y como los conocemos hoy en día.

La historia de los ramos de novia no está tachada precisamente de romanticismo y glamour. Según una teoría basada en tradiciones antiguas documentadas, esta costumbre tiene muchísimos siglos desde que empezó. En un principio, se cree que las novias portaban distintas hierbas aromáticas como eneldo y romero junto con manojos de ajo para ahuyentar a los malos espíritus. Como puedes imaginarte, el olor del ajo no es muy romántico, por eso las novias añadían flores con agradables aromas para camuflar el apestoso olor de este.

Aunque existe otro hipótesis que intenta explicar por qué se usaban ramos de flores en las bodas. En la Edad Media la higiene normalmente brillaba por su ausencia y se cuenta que el objetivo de estos ramos era ocultar el fuerte olor de las mismas prometidas. Además, los vestidos de la ceremonia eran pesadísimos y las novias sudaban demasiado, otro motivo más para utilizar flores.

Los ramos en sus inicios no eran tan románticos, pero con el paso del tiempo han evolucionado hasta convertirse en algo indispensable para ese día especial. En Flores Madrid te aconsejamos para elegir el tuyo.