Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

LA NAVIDAD YA ESTÁN AQUÍ

Publicado: 16 de Noviembre de 2017

HISTORIA Y SIGNIFICADO

La Flor de Pascua, cuyo nombre indígena es Cuetaxochitl, tiene una larga e interesante historia, originaria de México. Los aztecas la cultivaban y la tenían como un símbolo de pureza, además de darle usos medicinales. Cuetlaxochitl significa flor de pétalos resistentes como el cuero o flor de pétalos de cuero, en relación a sus hojas rojizas. Para ellos simbolizaba la sangre de los sacrificios que se ofrendaban al sol para renovar sus fuerzas. Entre los pueblos mesoamericanos tenía un gran significado tanto en la vida religiosa como en la cotidiana.La Flor de Pascua por tanto, era cultivada por el pueblo azteca mucho antes de la introducción del Cristianismo en el Hemisferio Occidental. Aunque no se conoce el origen de la flor de Navidad concebida como tal, sí se tiene constancia de que ya en el siglo XVI, los frailes misioneros Franciscanos que se encontraban evangelizando a la población de Taxco de Alarcón (México), ya la utilizaban en sus decoraciones durante las navidades como adorno floral. Seguramente a causa de sus colores brillantes y su florecimiento en Navidad. Existe un relato escrito en esa época, en el que se describe su uso por parte de los frailes en lo que se conocía como la Fiesta del Santo Pesebre, durante la que se realizaba una procesión conmemorativa del nacimiento de Jesús.Posteriormente durante la época de las Colonias, los mexicanos comenzaron a usarlas para decorar sus nacimientos de Navidad, adornar las iglesias y formar guirnaldas decorativas.

 Cuidados

 Luz:. Para que desarrolle esas llamativas hojas de color debe preservarse la planta sin luz durante 12 horas diarias desde Octubre hasta Navidad; sus hojas rojas florecen en esta época, por eso se llama flor de pascua.Una vez en flor necesita abundante luz, ya que su falta hace que se le caigan las hojas.

 Humedad: Requiere ambientes húmedos. Los secos hacen que se les caigan las hojas. Hay que mantenerla alejada de la calefacción.

 Abonado: Añadir cada semana abono rico en nitrógeno en el agua que regamos. Ser constantes hasta la época de floración.

 Riego: El riego es por abajo, poniendo un plato con agua debajo de la maceta, permitiendo que la absorba durante 15 minutos. No regarla más de 2 veces a la semana, salvo si hace calor. El exceso de agua puede pudrir la raíz.

 Temperatura: 20-22 º. Cuando va a florecer necesita 18º. Le perjudican los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire. Puede soportar heladas débiles (-2º como mucho) 


haz clic para copiar mailmail copiado